Blüten auf gelbem Hintergrund.

Adios alergias!


Un artículo de Elisa Schmidt

Adiós a las alergias: cómo el CBD puede ayudar con las alergias

 

Es esa época del año otra vez … para muchos de nosotros, la primavera significa secreción nasal y ojos hinchados. Casi el 10% de los alemanes en las zonas urbanas sufren de alergia al polen. Y el polen tampoco es el único alérgeno al que reaccionamos.

Pero hay una luz al final del túnel de la alergia: el cannabidiol. El CBD puede funcionar como un antihistamínico natural y ayudar a reducir o incluso aliviar los síntomas molestos.

 

¿Qué es realmente una alergia?

En pocas palabras, las alergias son un mal funcionamiento del sistema inmunológico. Nuestro sistema inmunológico es engañado por sustancias en nuestro entorno que son técnicamente inofensivas, por lo que el cuerpo piensa que sustancias como el polen, pelos de animales, alimentos, productos de higiene personal o medicamentos son dañinos para el cuerpo, y se manifiesta con una reacción defensiva desproporcionada.

Cuando el sistema inmunológico reacciona de forma hipersensible, libera histaminas que se manifiestan con los síntomas desagradables de una reacción alérgica. Estos pueden ser tan variados como la sustancia que los causa e incluyen irritaciones de la nariz y los ojos, fiebre del heno, estornudos, tos, estreñimiento, diarrea, dermatitis, inflamaciones o infecciones de la piel.

Los alérgenos (el desencadenante de la reacción alérgica) existen prácticamente en todas partes, por lo que escapar de ellos es casi imposible. Esto puede complicar un poco la vida de las personas alérgicas, tanto física como mentalmente. Cualquiera que haya experimentado una reacción alérgica puede identificarse con esto. Y aquellos que sufren de alergia al polen durante varios meses al año saben realmente que la lucha es real.

 

¿Qué remedios ayudan contra el polen y otras alergias?

La terapia más común para las alergias es tomar antihistamínicos. Mantienen bajo control la producción de histamina del cuerpo y se toman para reducir los problemas de alergia. La mayoría de los antihistamínicos se pueden comprar sin receta en las farmacias. Sin embargo, pueden tener una serie de efectos secundarios negativos, como cansancio extremo, náuseas o dificultad para ver.

Especialmente para aquellos afectados por alergias al polen, la “adicción al aerosol nasal” es un problema en fases agudas. ¡Y aquí es donde entra en juego el cannabidiol, mejor conocido como CBD! Como remedio de fortalecimiento inmunológico y antihistamínico natural, puede ayudar a reducir o incluso reemplazar por completo la necesidad de antihistamínicos comunes.

 

¿Cómo ayuda el CBD contra las alergias?

El CBD, que es la abreviatura de cannabidiol, es uno de los más de cien cannabinoides existentes y, a diferencia del THC, no tiene un efecto psicoactivo. Esto significa que no crea un “subidón”. Los aceites de CBD se producen a partir de tipos legales de cáñamo que contienen menos del 0,2% de THC.

Los cannabinoides, incluyendo el CBD, también se pueden producir en nuestro propio cuerpo. Estimulan una parte de nuestro sistema nervioso llamada sistema endocannabinoide (SEC para abreviar). Nuestro SEC se encarga de la reducción del dolor y nuestro sistema inmunológico.

También trata de mantener el equilibrio natural del cuerpo bajo control y lo reequilibra si es necesario. Así es como el CBD también puede funcionar como antihistamínico natural contra las alergias.

 

  • El CBD fortalece el sistema inmunológico

Cuando las alergias se presentan, el sistema inmunológico está sometido a mucho estrés. El CBD es una forma fantástica de fortalecer el sistema inmunológico porque se absorbe como mensajero del propio cuerpo, lo que tiene un efecto positivo en los sistemas inmunológico y nervioso. El SEC puede ayudar a prevenir la liberación de histaminas, desencadenante de muchas reacciones alérgicas.

 

  • El CBD es antiinflamatorio

Los cannabinoides son muy útiles en el tratamiento de infecciones e inflamación, otro síntoma típico de las alergias. Cuando está respaldado por CBD, el SEC puede suprimir la liberación de sustancias inflamatorias como las histaminas. Esto hace que el CBD sea un remedio ideal para las alergias al polen.

Las personas alérgicas pueden combatir activamente la congestión nasal y la tos molesta tomando gotas de CBD. El CBD es especialmente beneficioso contra los problemas respiratorios y también puede ayudar a los pacientes con asma a obtener alivio.

 

  • El CBD tiene propiedades antimicrobianas

Muchas personas alérgicas tienen problemas en la piel, desde eczema hasta picazón e incluso dolor. El CBD tiene un efecto antimicrobiano y puede ayudar a que las áreas afectadas de la piel sanen más rápidamente. Una barrera cutánea saludable protege al cuerpo de los alérgenos del aire.

 

  • El CBD calma los nervios

Las personas que padecen alergias conocen bien el estrés desagradable, la ansiedad e incluso los estados de ánimo depresivos que pueden traer consigo estas afecciones. Aquí, el SEC juega un papel importante, ya que regula nuestras emociones.

Con suficientes cannabinoides, nuestros niveles de serotonina también aumentan. Esto significa un mayor bienestar y felicidad, lo que hace que el cuerpo sea más resistente al estrés.

 

  • Dormir mejor con CBD

Una noche de sueño reparador también puede depender del SEC. El efecto calmante del CBD puede proporcionarnos un sueño más profundo, lo que fortalece el sistema inmunológico y el bienestar general. ¿Cómo? Las personas que duermen mejor están más relajadas, tienen mejor conciencia de sí mismas y tienen un mejor comienzo del día.

 

¿Cuál es la dosis correcta de CBD para las alergias?

 Hoy en día hay tantos productos de CBD para las alergias disponibles que puedes elegir entre una amplia gama de formas de administración. Las gotas de CBD, que también funcionan como remedio para las alergias al polen, son especialmente populares porque son muy precisas en la dosificación. Hay muchas formas de tomar las gotas de CBD.

Por lo general, el aceite se absorbe por vía oral y las gotas se colocan directamente debajo de la lengua. A partir de ahí el aceite es absorbido por la mucosa oral. Dado que a algunas personas no les gusta su sabor, el aceite también se puede tomar con diferentes alimentos, como por ejemplo las galletas de CBD.

Todos tenemos una reacción diferente al aceite de CBD. Por ello, es mejor comenzar con una dosis baja y, si esa dosis está funcionando bien, podemos aumentarla gradualmente. Si no se producen mejoras, se puede ajustar la cantidad o también puedes elegir un aceite de CBD con una concentración más alta.

Dependiendo del tipo y la gravedad de la alergia, se recomiendan los aceites de CBD con un 5 o un 10%. La denominada microdosis es de entre 0,5 y 20 mg de CBD al día. Las personas con alergias leves deben tomar CBD como antihistamínico natural consumiendo 3 gotas de un aceite de CBD al 5% dos veces al día.

En la semana siguiente, la dosis se puede ir aumentando a tres gotas dos veces al día. En la tercera semana, puedes aumentarla a 5 gotas dos veces al día, si lo deseas. Si tus síntomas de alergia son intensos, puedes elegir un aceite de CBD al 10% y tomar entre 3 y 5 gotas dos veces al día. Para determinar la dosis ideal, es importante prestar atención a tu peso corporal.

Cada dosis debe ser individual, ya que los resultados pueden variar de una persona a otra. Una vez que se encuentra la dosis correcta, el CBD puede funcionar como un antihistamínico natural y tener efectos positivos en los sistemas inmunológico y nervioso.

Para contrarrestar las alergias al polen o la fiebre del heno, comienza el tratamiento diario con aceite de CBD antes de que empiece la temporada alta. La cantidad de gotas se pueden aumentar durante la temporada de alergias entre una o dos gotas cada 2 o 3 días, si es necesario. En casos agudos, la dosis se puede aumentar e incluso duplicar sin necesidad de preocuparse.

El té de cáñamo también contiene CBD y puede usarse para infecciones de garganta. Agrega un poco de aceite de coco o miel a tu té para obtener una bebida tibia, relajante y calmante. ¡Y, por supuesto, también muy sabrosa!

 

El CBD también se puede usar externamente

Muchas alergias y reacciones alérgicas se experimentan en la piel, lo cual es estresante para la misma y puede debilitar su barrera natural. El aceite de CBD se puede colocar directamente sobre las áreas afectadas para tratar las irritaciones de la piel. Incluso cuando lo uses externamente, asegúrate de comenzar tu terapia con aceite de CBD usando una pequeña dosis de un aceite de CBD con un bajo porcentaje de CBD.

 

Conclusión: el CBD constituye una ayuda importante para el tratamiento de las alergias

Como puedes ver, el CBD puede ser un apoyo valioso en el tratamiento de los síntomas de las alergias y está comprobado que mejora la vida cotidiana de las personas alérgicas. Y existe una amplia variedad de productos de CBD, por lo que puedes encontrar el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Dile adiós a las alergias y a los molestos efectos secundarios de los antihistamínicos de uso común. ¡No más alergias, no más químicos!

0