Cannabis Legal en Alemania? Lo que vendrá.


Un artículo de Cecilia Hernando Doldan

Cannabis Legal en Alemania? 

Alemania podría convertirse en el cuarto país del mundo en legalizar el cannabis, tras las experiencias previas de Uruguay, Canada y ahora Malta, es importante agregar que en Estados Unidos son ya 18 los estados que han legalizado el cannabis para uso recreativo.

Analizamos la nueva legislación, los requisitos para obtener una licencia para abrir un “coffee shop” o – como le dicen los Verdes – tienda especializada en cannabis y también licencias para cultivo. Pero por supuesto, la gran noticia es que el gobierno ha comenzado el proceso para decriminalizar los productos a base de cáñamo industrial.

 

Cuestión política, o como llegamos aquí

 Allí por el 2015, el Partido Verde Aleman publico una propuesta de ley llamada Acta de Control de Cannabis (Entwurf eines Cannabiskontrollgesetzes o CannKG, también conocida como CCA). Aquel proyecto de ley eliminaría el cannabis de la lista de medicamentos incluidos en la ley federal de sustancias controladas en Alemania.

La cuestión fue propuesta por el ya mencionado Partido Verde alemán y regularía el cannabis de manera similar al alcohol, lo que permitiría a adultos mayores de 18 años comprar y poseer hasta 30 gramos en tiendas reguladas.

Aunque no avanzó en el Bundestag (Parlamento Aleman) en aquel momento, ahora se perfila como el modelo para la creación del segundo mercado europeo de cannabis para uso adulto, y el cuarto en el mundo después de Uruguay en 2013, Canadá en 2018 y Malta, el país más pequeño de la Unión Europea, cuyos legisladores votaron a favor de legalizar el cannabis para uso personal el martes pasado.

La votación convirtió al país mediterráneo en el primero de Europa en legalizar y regular la marihuana. Ahora bien, unida a la voluntad de Los Verdes, se encuentra el partido de los socialdemócratas (SPD), cuyo principal político, el experto en salud Karl Lauterbach, dijo recientemente que la legalización del cannabis protegería a los usuarios de “impurezas peligrosas” – que de legalizar podrían ser controladas.

Se une a estos el tercer miembro de la llamada ‘Coalición del Semáforo’, el Partido Demócrata Libre (FDP), quien se presento a elecciones en una plataforma pro-cannabis y los tres, con sus 416 escaños acumulados, tendrán una saludable mayoría que les permitiría imponer su agenda, la cual fue anunciada el pasado miércoles bajo el siguiente lema: Estamos introduciendo la distribución controlada de cannabis a adultos para su consumo en tiendas autorizadas. Esto controlará la calidad, evitará la transferencia de sustancias contaminadas y garantizará la protección de los menores. Evaluaremos la ley después de cuatro años para determinar el impacto social de la misma ”.

Durante el verano europeo, el abogado cannábico Kai-Friedrich Niermann junto a Burkhard Blienert, asesor político, exdiputado alemán y ex portavoz de política de drogas del SPD Bundestag, publicaron el Informe sobre el THC recreativo 2021 para Alemania.

Destaca que, si bien la migración de un mercado negro a un producto comercial legalizado presenta un desafío importante, la CCA es una base progresiva desde la cual comenzar, ya que tiene como objetivo “regular de manera integral todos los aspectos de la distribución controlada de cannabis a adultos sobre la base de un modelo de mercado”.

 

El Mercado es Rey

En 2018, el profesor Dr. Justus Haucap, un destacado economista alemán en el campo de los mercados regulados, estimó que había unos 4,6 millones de consumidores de cannabis en el mercado negro, consumiendo alrededor de 500 toneladas al año.

El ‘Informe sobre el THC’ cree que se trata de una subestimación, ya que el mercado necesita un suministro anual de unas 800 toneladas. Actualmente se requieren alrededor de veinte toneladas al año tan solo para su programa de cannabis medicinal.

El coautor del informe, el Sr. Niermann, especuló en aquel momento que con solo Canadá y Uruguay teóricamente capaces de exportar para uso recreativo, esto presentará un dilema para las autoridades alemanas. Según dice: Si bien el uso por parte de adultos indudablemente impulsará la cadena de suministro nacional, este será un cannabis costoso y con un uso intensivo de energía.

“También es cuestionable, ya que los agricultores alemanes apenas tienen los conocimientos técnicos para entrar de inmediato en el cultivo de variedades de THC de alta calidad”. Lo cual les impediría un ingreso expeditivo al mercado.

Sin embargo, continuó diciendo que a medida que el mercado médico se desarrolle en Europa y en otros lugares, existirá la posibilidad de asegurar suministros de aquellos países que cuenten  con programas de cannabis medicinal y licencias de cultivo entre los que se encuentran Colombia, Lesoto, Grecia, Macedonia del Norte y otros. “Deberían poder cumplir rápidamente los requisitos legales para realizar una exportación al que será el mercado de cannabis más grande de Europa”, añadió.

El “Informe THC” destaca como uno de los mayores problemas que enfrentan las autoridades es establecer una huella o antecedente de tienda especializada en cannabis completa, nacional y con licencia. Y por eso dice que se deben emitir tantas licencias como sea posible en la primera ola.

El cuello de botella más probable será sin duda el sector minorista que estima costes que pueden oscilar entre 250.000 euros y más de 1 millón de euros, incluidos los locales, los productos, la formación del personal y el empleo”, afirma el Sr. Niermann.

El nuevo Gobierno todavía tiene que abordar cuestiones que quedaron sin resolver en la CCA, como su enfoque de la publicidad, los pedidos por correo y los poderes de los estados con respecto a la regulación de las distancias mínimas entre tiendas, mediante la denominada “zonificación”.

A finales de 2020, cuando los Verdes volvieron a someter a votación en el Bundestag su ley de control de cannabis, el FDP la rechazó. Solo la izquierda estuvo de acuerdo. Una de las razones dadas por el FDP para el rechazo fue que querían permitir la venta no solo en tiendas especializadas, como sugirieron los Verdes, sino también en farmacias o tiendas de comestibles, por ejemplo.

Eso fue hace solo un año, pero mientras tanto, han escuchado muchas contradicciones sobre este tema en el FDP. Entonces, ¿qué vendrá después? Lamentablemente nadie lo sabe todavía. Pero para nuestro entendimiento, existen varios argumentos a favor del modelo de cafetería o coffee shop.

Los “negocios con licencia”, que también se mencionan explícitamente en el acuerdo de coalición, son la base de esta suposición, junto con las últimas declaraciones del SPD y la ley de control de cannabis de los Verdes, que se ha propuesto varias veces en los últimos años.

 

La gran cuestión de los precios e impuestos

El precio actual en el mercado negro de un gramo de cannabis es de entre 8 y 10 euros, a veces incluso más alto, según la región y la accesibilidad. La CCA recomienda una recaudación de impuestos de 4 € por gramo de flores molidas, 5 € por gramo de hachís y 6 € por gramo de aceite extraído. Sin embargo, los autores del Informe THC dicen que una recaudación de impuestos tan “alta” obstaculizaría el crecimiento del mercado legal.

Con un impuesto de 4 € previsto en la Ley de Control del Cannabis, con un costo de producción de 1 € y 2 € al por mayor y ni hablar de costo para tiendas especializadas de 3 € por gramo, esto daría como resultado un precio en gramo de 10 € en total, más el 19% de IVA, es decir, 11,90 € brutos en total.

Por lo tanto, es aún más importante establecer inicialmente el impuesto al cannabis a un nivel más bajo para permitir que la industria logre inicialmente márgenes correspondientes adecuados y, por lo tanto, pueda competir con el mercado negro. De ser necesario, el impuesto al cannabis se podría aumentar en una fecha posterior, pero iniciar un mercado con costes tan altos no seria conducente al éxito de la propuesta y seguiría fomentando el mercado negro.

 

Posesión personal, cultivo y empleos

La CCA de 2015 propone que los adultos, mayores de 18 años, puedan poseer hasta 30 g de cannabis y cultivar hasta tres plantas de cannabis con flores femeninas para uso personal o comunal dentro de la propiedad del cultivador. También propone abrir el mercado a todos los derivados, como vaporizadores, comestibles, porros previamente liados y bebidas, con pruebas rigurosas de resistencia y contaminación potencial requeridas.

La versión 2015 no descarta el potencial de consumo en la tienda junto con ofertas culinarias y alcohol. O sea, un bar o establecimiento gastronómico completo. Se estima que la reforma del cannabis podría aumentar los ingresos fiscales de 3.340 millones de euros, así como un ahorro de costos para la policía y el poder judicial de 1.360 millones de euros.

Ademas de que crearía 27,000 empleos de tiempo completo basados en toda la cadena de suministro de la industria de producción de cannabis, desde el cultivo hasta las ventas.

 

Asuntos legales

Si bien algunos comentaristas han expresado su preocupación de que la liberalización del cannabis pueda verse obstaculizada por la cámara alta, el Bundesrat, que es una cámara más conservadora: el Sr. Niermann dice que, dado que la ley de estupefacientes es un asunto federal, puede ser decidida por el gobierno federal solo en el Bundestag”.

En el caso que Alemania legalizara el cannabis, se encontraría fuera del alcance de las Convenciones Únicas sobre Estupefacientes del 30 de marzo de 1961 y 1971 y, por lo tanto, debería encontrar una solución sobre cómo podría cumplir con sus obligaciones en virtud del derecho internacional.

En su caso, Uruguay invocó la protección de los derechos humanos al legalizar el cannabis recreativo, argumentando que la prohibición ha provocado violencia, explotación y violaciones importantes de los derechos humanos. Sin embargo, posteriormente la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) les dio varias advertencias y amenazó al Estado con sanciones.

Canadá también ha sido amenazado con medidas de la JIFE, que nunca fueron implementadas. Al mantener un programa estatal de cannabis medicinal que cumple con los requisitos de la Convención Única y abastece a gran parte del mundo, “la JIFE ha mantenido un perfil bajo”, dicen los autores del Informe THC.

Otro camino es denunciar a la Convención Única y luego volver a ingresar como una “reserva de cannabis”. La CCA sugiere este camino como el mejor, si bien este es un proceso que puede llevar al menos 18 meses. Ademas, como miembro de la Unión Europea, las mercancías a la venta en Alemania deberían, en principio, estar permitidas en los otros 26 estados miembros.

Sin embargo, según el artículo 36 del tratado, los Estados miembros pueden invocar la “protección de la salud de su población cuando se trata del reconocimiento de la libre circulación de mercancías”. Esto debería ser posible en el caso del cannabis rico en THC, ya que tiene un efecto psicoactivo y, por lo tanto, contiene un principio activo.

 

¿Quienes podrían obtener una licencia para un “coffee shop” en Alemania?

Si el deseo de la mayoría de la gente se hace realidad, lo ideal sería que todos en Alemania pudieran abrir uno. Por ahora, esperamos que estas tiendas especializadas se orienten hacia la ley de control del cannabis de los Verdes. Las siguientes condiciones estarían vinculadas a la operación de un negocio de cannabis con licencia:

  • Negocio registrado.
  • Presentación del certificado de buena conducta.
  • Compra solo por parte de empresas aprobadas oficialmente.
  • Distancia mínima a escuelas e instituciones de bienestar juvenil (la distancia seria una cuestión de cada estado local).
  • Prohibición de publicidad para empresas.
  • Controles de acceso con comprobante de edad,
  • La creación y presentación de un concepto social que establezca medidas en materia de prevención de adicciones y protección de menores.
  • Todos los productos de cannabis deben almacenarse en una habitación segura o especialmente protegida.
  • Venta máxima de 30 gramos por persona (posiblemente significativamente menos).
  • Capacitación especial para el personal comercial: todos los comerciales deben tener un certificado y renovarlo cada dos añPara lograrlo, deben, por ejemplo, participar en un curso de formación en la agencia estatal o especializada para la prevención de adicciones y demostrar que tienen conocimiento sobre cómo lidiar con el cannabis, el modo de acción y los peligros del cannabis, como así como la prevención de la dependencia del cannabis y la detección precoz de patrones de consumo de riesgo y posteriores. Haber adquirido la derivación de los interesados a centros de asesoramiento en adicciones o instalaciones terapéuticas.

Estos son solo posibles ejemplos de la ley de control de cannabis que fue rechazada. Pero creemos que esta será la dirección general en el caso de la legalización del cannabis. Tan pronto como tengamos nueva información sobre lo que se requiere para una licencia de una tienda especializada en cannabis en Alemania, actualizaremos inmediatamente el artículo y te informaremos al respecto.

0